Cuánto dura un concurso de acreedores

15-05-2018

Una de las primeras cuestiones que se plantea el empresario a la hora de  valorar la presentación de un concurso de acreedores es cuánto tiempo dura el mismo.  La duración del concurso de acreedores puede variar muchísimo, desde uno o dos meses a cinco años o más. La duración la determinará fundamentalmente el tipo de concurso de acreedores presentado y la carga de trabajo del Juzgado de lo Mercantil que tramita el concurso de acreedores.

 El concurso de acreedores puede ser voluntario, presentado por el propio empresario deudor, o necesario, el cual solicita algún acreedor. Dentro de los concursos de acreedores voluntarios nos encontramos a su vez dos tipos de concursos, los que se presentan para intentar dar continuidad a la empresa alcanzando un convenio con los acreedores y los que buscan cerrar la empresa definitivamente, liquidando sus bienes y saldando, en la medida de lo posible, sus deudas. Es importante resaltar que estadísticamente los concursos de acreedores que buscan su cierre y liquidación definitiva son la gran mayoría, superando el 90 % de los concursos presentados.  Es en este tipo de concurso de acreedores que buscan el cierre definitivo de la empresa en los que nos encontramos el concurso de acreedores más breve y cuya tramitación puede demorarse únicamente uno o varios meses. Estamos hablando del concurso de acreedores  por falta de activo regulado en el artículo 176 bis de la Ley Concursal y que dispone que “ podrá acordarse la conclusión (del concurso) por insuficiencia de masa en el mismo auto de declaración de concurso cuando el juez aprecie de manera evidente que el patrimonio del concursado no será presumiblemente suficiente para la satisfacción de los previsibles créditos contra la masa del procedimiento ni es previsible el ejercicio de acción de reintegración, de impugnación o de responsabilidad de terceros.”. Este tipo de concursos, propio de las empresas de pequeño tamaño que no tienen activos a la hora de presentar el concurso, son muy breves porque, una vez presentados, el Juzgado de lo Mercantil  dicta una única resolución judicial que declara el concurso y pone fin al procedimiento judicial. Por el contrario, las empresas concursadas que tienen bienes que han de ser objeto de liquidación en el marco del concurso se exponen a procedimientos cuya duración puede dilatarse en el tiempo, alcanzando en algunos casos hasta más de cinco años.

Esta es una nota meramente informativa, para más información relativa concursos de acreedores pueden ponerse en contacto con nosotros, y atenderemos todas las dudas y cuestiones que le puedan surgir.

Fdo.:  Jerónimo González

Interasesores Abogados y Economistas

www.abogadoconcursodeacreedores.es